Erik

Testimonio de Sabrila, madre de Erik:

Erik tiene el sol en su sonrisa cuando contesta al mundo que le rodea. Le faltó oxígeno al nacer, pero no le falta el Amor de su familia a pesar de la situación personal muy mejorable en su día a día. Erik necesita sin duda más calidad de vida, más medios, más de todo. Un niño que sonríe a la Vida a pesar de que se cansa de su postura o de sus limitaciones físicas y mentales. He conocido cómo Erik habla con su mirada, con sus gestos, con su presencia. Su madre es el timón de su vida y su hermano (al que veréis en otras fotos más adelante) el compañero de viaje. Os presento a otro héroe a través de las fotos. Este es otro trabajo más del proyecto Almas Especiales